Bombillas con patas

Los zombies están de moda… ¿No crees? A mi no me gustan nada, no soy en absoluto seguidora de ninguna de esas series de éxito… Pero reconozco, tal y como afirma Victor Küppers en su libro “Vivir la vida con sentido” (Plataforma Editorial) que estamos rodeados de ellos. No son tan fáciles de reconocer como en las pelis: viven ingeniosamente “camuflados” entre nosotros. Y lo peor de todo es que…¡tu podrías ser uno de ellos, sin saberlo! Los zombies son seres humanos que perdieron el ánimo y quien pierde el ánimo, pierde la vida. Ánimo y ánima (alma) es prácticamente lo mismo.   Si has perdido el alma, tienes un cuerpo, sí, pero te comportas como un autómata. Respiras, pero no estás vivo. Te sorprendería descubrir el número de zombies que pueblan la tierra…

Claro que también existen las “bombillas con patas”. Si has superado la etapa “zombie” y has vuelto a la vida, ¡tú eres una bombilla con patas!

Los seres humanos, como las bombillas, transmitimos luz, en forma de serenidad, honestidad , confianza, alegría, entusiasmo, inspiración… Algunos seres emiten a 30.000 vatios y otros apenas a 1.000. También hay quien va fundido, paso previo al estado “zombie”… Las actitudes ante  la vida -frente a las circunstancias que no podemos controlar- es lo que determina nuestra calidad como “bombillas”. Y la calidad de nuestra experiencia en este mundo.

He disfrutado como una enana de la lectura de la obra de Küppers. He de decir que no tenía muchas expectativas al elegirlo. Buscaba algo ligero y sin muchas pretensiones.  Sin embargo, con él me ha ocurrido como con El Mundo Sencillo, de Julia Rogers Hamrick: me ha capturado desde la primera pagina, con su lectura sencilla y potente. Ha sido como un soplo de aire fresco. Su lectura está amenizada por el increíble sentido del humor de su autor, todo un descubrimiento. ¡Me he llegado a reír a carcajadas! Ha sido el acicate que necesitaba justo en este momento de mi vida.

El principal objetivo del libro, para mi: animarnos a modelar nuestras actitudes para mejorar nuestra vida en consecuencia.

Una de las cosas que más me han gustado ha sido haber encontrado “trazas” de la filosofia wu-wei entre sus lineas: no todo depende de nosotros, hay cosas que nos vienen dadas sobre las que no tenemos ningún control (a diferencia de lo que afirman algunos libros de autoayuda actuales, donde parece que si no eres un superheroe es por tu culpa). Y sin embargo, sí nos queda el control sobre nuestro enfoque de las cosas, nuestra actitud. No siempre podemos volver las circunstancias a nuestro favor, el duelo nos está permitido, incluso la pataleta, en muchas ocasiones. Pero en la mayoría es mucho lo que nosotros podemos hacer tan solo cambiando de enfoque. Esta idea me aporta serenidad y, tal y como explicaba en mi artículo sobre el Wu-wei, libra mi mente de ansiedad y culpabilidad.

PENSAMIENTOS QUE IRRADIAN…

He aquí algunas de las frases que me han “irradiado” desde sus páginas:

“En la vida, quien quiere algo encuentra un medio. Quien no lo quiere, encuentra una excusa”.

“¿Requisitos para estar en el lado del a luz?: quejarse menos y centrarse en lo que depende de cada uno de nosotros”.

“El hombre cuya cara no sonríe no debería abrir una tienda”. (proverbio chino)

“Haz como si … Hasta que lo seas”.

“Es necesario saber florecer allí donde Dios nos ha puesto”

“Que nadie llegue a ti sin que al irse se sienta un poco mejor y más feliz” (Madre Teresa de Calcuta)

“Mi felicidad consiste en que sé apreciar lo que tengo y no deseo en exceso lo que no tengo”

“La atención plena consiste en estar despierto, presente aquí y ahora”.

Y mi preferida:

“Llena cada minuto de experiencia”.

Si deseas leer algo sencillo, ligero, ameno y que te llegue al alma…¡ésta es tu próxima lectura! ¡No te defraudará!

Que pases una feliz semana, beginner…

Share This:

10 Replies to “Bombillas con patas”

  1. Me lo apunto Estel. Y también “El Mundo Sencillo”. Me gustan los libros reflexivos pero que no caigan en pesados pensamientos. Así que éste, si lo recomiendas, y además está escrito con trazas de humor merecerán la pena.

  2. ¡Espero que disfrutes de su lectura tanto como yo, Yolanda! Un abrazo!

  3. La verdad que este tipo de libros no me suelen enganchar porque suelen ser bastante profundos y cuándo yo leo, que es por la noche, si no es algo muy ameno caigo redonda. En cambio este, por lo que cuentas, puede ser muy interesante 😉

    1. Este no es nada profundo, Ariana, pero a mi me ha llegado dentro! Por directo, sencillo, claro…y ameno. Te lo recomiendo de verdad! Un abrazo!

  4. Estel bonita, que ilusión leerte. Victor Küppers es para mi una persona muy especial. Cuando mi papa se fue, de madrugada en el ordenador, buscando un vuelo a Madrid estaba totalmente desenfocada y el tiempo iba en mi contra. No atinaba. Entonces me deje fluir y pensé: LLegaré solo si tengo que llegar a tiempo. Entonces se mi abrio fb, no sé muy bien porqué la verdad creo que por mi torpeza y falta de control en ese momento. Lo primero que se me abrió fue un recuerdo de unas galletitas con el nombre de papa, un taller infantil que había impartido hacia un año. Lo segundo que vino fue la famosa charla de Küppers sobre la actitud . Me quedé de piedra y significó mucho al menos para mi. Llegue a Madrid justo en el momento que debí llegar. Mi papa ya se había ido pero estar allí fue muy importante para mi, y creo que para el tambien lo fue. Voy a buscar este libro porque el me encanta. Gracias por la recomendación.

    1. Gracias por compartir ese momento en este blog, Mercedes. Esos instantes son lo que yo llamo “instantes sagrados” y no hacen más que maravillarme cada vez que alguien me los explica y yo misma los experimento. Me alegro de que Victor Kuppers también se haya cruzado en tu camino. Un abrazo!

  5. Estel yo soy una súper fan de Víctor, además tuve la suerte de verlo en una conferencia en Directo junto a unos compañeros de trabajo, Kath y Eli y te puedo asegurar que es un cack, me reí como si estuviera en una obra cómica, pero a la vez te hace pensar y meditar sobre qué puedes cambiar, siempre con buen humor. No sabía de este libro, me lo compraré sin duda

    Un Abrazo

    1. Qué suertaza, Xènia! La próxima vez me avisas que voy con vosotras! jajaja! Un abrazo!

  6. A mi me pasa como a Ariana, no suelo leer este tipo de libros, aunque no porque me duerma, que si es por la noche, caigo redonda, sino por la forma. No creo en fórmulas mágicas ni en el destino, aunque reconozco que el mensaje puede ayudar a muchas personas, no suele ser lo que yo busco. Aunque si disfrutas de su lectura, me parece estupendo.. Un abrazo.

    1. Desde luego yo soy de las que creen que no elegimos a los libros, sino que ellos nos eligen a nosotros. Por extraño que parezca, nuestros encuentros con ellos tienen algo de momento especial y diseñado para nosotras. Si algún libro te atrae, tómalo sin dudarlo. Si no puedes acabártelo, no es para ti. Espero que tus próximas lecturas sean experiencias positivas para ti. Un abrazo!

Deja un comentario