El Mundo Sencillo

Foto: Harli Maarten

Prometí hablarte del Mundo Sencillo... He mencionado este concepto en posts anteriores y puede que ya te hayas hecho una idea de lo que es.

El Mundo Sencillo es un Marco de Realidad.  Más bien diría EL MARCO de Realidad. Una realidad menos densa, donde todo transcurre en Armonía. Este es un resumen muy escueto y simple. He estado experimentando esta realidad durante años desde que conocí el libro El Mundo Sencillo de Julia Rogers Hamrick, pero ya comencé inconscientemente a “visitarla” mucho antes. Entraba y salía de ella, pero desconocía el mecanismo que estaba utilizando ni lo que me ocurría… Una serie de increíbles casualidades y golpes de suerte me condujo a este libro. Ni siquiera tuve que comprarlo: me lo regaló Iciar Piera, como resultado de un sorteo en su blog de lectura. Así funciona todo en el Mundo Sencillo: fácilmente y sin esfuerzo.

Es un libro tan, tan sencillo -como su propio nombre indica- que quizás te sorprenda o extrañe que te diga una cosa: lo considero una de mis “Biblias”, de mis libros espirituales de referencia. Es un libro mágico, y me quedo corta diciendo esto.

Este libro es una puerta… O más bien “la llave” que andaba buscando para abrir “la puerta”. Cuando apareció en mi vida me estaba leyendo La puerta de los tres cerrojos, una obra juvenil escrita por la física cuántica Sonia Fernández Vidal, que pretendía regalar a mi sobrina adolescente. Como buena maestra o alguien que pretende serlo me gusta leer primero el libro antes de ofrecérselo a mis alumnos (o sobrinos). Este libro me “preparó” en su día para el Mundo Sencillo. Pero entonces no podía verlo. La historia -que se presenta bajo el formato de una novela policíaca- viene a explicar cómo accedemos a distintos planos de realidades a través de nuestra mente, que resultan ser realidades no sólo imaginadas, sino físicas. De hecho, en esas realidades la mente y la materia se funden en una… Es un concepto muy difícil de explicar, pero con poco empeño puede entenderse al experimentarlo.

¿Recuerdas que te mencioné la Felicidad o Emoción de Consigna? Se trata de un estado de conciencia. Dice el libro de J.R. Hamrick :

Practicar habitualmente elegir el Mundo Sencillo elevará tu emoción de consigna”.

Es el nivel de conciencia al que regresas una y otra vez cuando se equilibran los altibajos emocionales.

Desde hace un par de años me aplico a diario para utilizar la “llave” que me permite estar la mayor parte del tiempo en esa Realidad que es el Mundo Sencillo. He elevado voluntariamente mi Felicidad de Consigna, a pesar de las múltiples invitaciones a abandonarla por parte del DMC (literalmente, El Dictador del Mundo Complicado, una entidad siniestra que podríamos también llamar Ego.. o Suma de Egos… O “serpiente del paraíso”, como prefieras… Su misión: que abandones cuanto antes el Mundo Sencillo. Y que lo olvides por completo.). El DMC estaba extrañamente silenciado desde hacía meses… Me visitó brevemente en agosto, a raíz de los atentados en Barcelona. Caí de nuevo en su trampa, la trampa del Miedo. Pero logré resurgir de ella con la práctica… En el pasado sufría muchos altibajos emocionales. Durante años esos episodios de angustia y felicidad alternas se han ido espaciando y haciendo menos pronunciados. A resultas de ello, me siento más equilibrada, mi autocontrol ha mejorado y noto que “vibro” en una frecuencia más alta de forma habitual.

Hasta esta semana.

Vivo en Barcelona. Nací en un pueblecito a 30 quilómetros de la capital catalana. En el momento en que te escribo este post un helicóptero de la policía sobrevuela mi casa, grupos de padres, niños, jóvenes, ancianos, discurren por la calle envueltos en banderas, cantando consignas a favor de la paz y del poder del pueblo… Algunos no cantan, gritan. Otros, muchísimos, guardan silencio. También los que guardan silencio quieren la paz, por cierto.  Hemos vivido un fin de semana tenso, muy tenso, y triste. Tristísimo. Ya conoces las noticias. Imposible abstraerse de ello. Ahora mismo reina una calma tensa en mi calle. Todos hablan de lo que puede pasar a partir de ahora… Y muchos, muchísimos, hacen de agoreros cenizos. La “realidad” a la que tengo acceso en estos momentos es gris, en ocasiones oscura. Soy maestra en la escuela pública catalana y ayer tuve que hacer acopio de mucha fortaleza para abrir con una sonrisa la puerta de mi aula y recibir con amor y esperanza a los niños. Los niños, por suerte, me abrieron las puertas de su corazón, una vez más. También soy madre de una niña de siete años y me resulta cada día más difícil responder a las preguntas que me formula mi hija. Èlia no entiende nada. “Mamá, ¿qué está pasando? ¿Por qué tantas banderas, por qué gritan, por qué cantan, por qué hacen sonar cacerolas a las diez de la noche cada día y no puedo dormir, porqué en todas las teles veo personas enfadadas, y policías…?¿Por qué…?” Y quiero contestarle de manera neutra, pacífica, para que su almita siga tranquila y la sonrisa no se le borre del rostro.

Y me pregunto, ¿en qué momento caí?

Mi mente ayer dijo “PROU” (BASTA). Estaba saturada, invadida por la ansiedad. Había estado rezando para regresar a mi Emoción de Consigna, para recuperar la calma. Utilicé las “llaves” que conozco para acceder al Mundo Sencillo… Entonces tuve una interesante conversación con Daniel, mi marido, que conserva una actitud de calma y optimismo ejemplar, y mi mente se iluminó. Me di cuenta que estaba siendo “secuestrada” por una Masa de Egos, por el DMC… En estos días el DMC lo tiene muy fácil. Basta con conectarse a Facebook, con poner la tele o leer los wassaps que insistentemente taladran mi teléfono móvil.  Basta con dejarse arrastrar y colaborar en difundir… difundir lo que sea. Difundir, difundir… Como si todo el mundo me estuviera escuchando. Como si me pequeño y asustadizo ego dominara el mundo con un puñado de palabras.

PROU. Hasta aquí hemos llegado.

Hoy he tenido dos encuentros reveladores. Uno de los fenómenos que he experimentado en el Mundo Sencillo (MS a partir de ahora) es que cuando tu das un paso hacia esa Realidad, esa Realidad (Que también es Pura Conciencia), da dos o tres hacia ti. Mi Fe, que en ocasiones ha sido muy débil, debo confesarlo, me conduce una y otra vez a estas experiencias.

El primer encuentro ha sido leer el blog de Estar Y Ser, donde Pilar, una madre catalana como yo, terapeuta interesada en el desarrollo de la conciencia espiritual comparte generosamente su experiencia de estos días, similar a la mía y el método que ha encontrado para abstraerse del exceso de información tóxica. Descubrir su blog ha sido el bálsamo que necesitaba hoy. He sabido qué es el Zentangle, una práctica de meditación zen mientras se dibuja. ¡No podía estar más en armonía conmigo!

El segundo encuentro se ha producido en mi bandeja de entrada de correo poco después. Me dije “Apaga la tele. Ayuna de redes sociales. No necesitas estar permanentemente informada. Si has de saber algo, el MS te lo revelará puntualmente y sin esfuerzo.” Así que apagué las notificaciones de Facebook para que no me “invitaran” más a visitarlo. Pero un mensaje, colgado en la página El Camino de los Milagros de Iciar Piera hizo “toc toc” en mi Outlook. Estoy subscrita a su lista de correo y a su página de FB. No me puedo resistir a abrir los mensajes de Iciar… Así que me dejé “tentar” por su invitación. Nos hablaba de abandonar el odio y el papel de víctima y de transmutar la realidad, de abstraernos de las invitaciones a “caer”. Lo leí con lágrimas en los ojos. Y le respondí, emocionada. Estos días deseaba hablar con ella pero me frenaba porque no quería molestarla… De alguna manera, entendí que su alma me conminaba a ponerme en contacto con ella, a escribirle.

El DMC ha sido muy insistente, lo sigue siendo a fecha de hoy. Aprendí en mis ejercicios sobre el MS que al DMC le molesta mucho la luz de la apreciación. Así que hoy  puse el foco de luz sobre él y le dirigí estas palabras, que ahora te transcribo: “DMC, aprecio tu insistencia y tus esfuerzos para que abandone el MS. Te estás empleando a fondo. Eso me muestra que he elevado muchísimo mi Emoción de Consigna, que lo he estado haciendo bien. Tan bien que has tenido que redoblar los esfuerzos para sacarme del MS. Ahora me gritas mucho más alto. Gracias por recordarme que he logrado mi objetivo de vivir el mayor tiempo posible en el lugar donde Todo es Armonía. Y ahora, puedes marcharte. Ya has cumplido con tu misión. ¡Felicidades! Te comunico que es aquí donde quiero quedarme, en el Mundo Sencillo.”

Foto: Robert Wiedemann

Quiero “apropiarme” a mi manera de la reflexión de Pilar -gracias una vez más y con tu permiso- en su post de hoy en Estar y Ser:

Me admira que haya tantísima gente movilizada (miles de personas) por una causa. Eso significa que cuando queramos podremos acabar con el hambre en el mundo, con la violación de derechos humanos en lugares como Bangladesh, Kurdistán, Siria…Con el sufrimiento de los refugiados y los parias del mundo, o con el que causa los desastres naturales en México, Puerto Rico, Sudeste asiástico…  Con la contaminación del planeta, o con la corrupción de los políticos que se ríen en nuestra cara. Basta con tener un buen líder, inteligente y persuasivo, que sepa conducir a las masas hacia el objetivo. 

Me esperanza la fuerza de la gente. Cuando queramos, podremos elevar la vibración del Mundo. Entonces, viviremos realmente en Paz.

Deseo de corazón que allí donde estés pases una feliz semana.

 

Share This:

Deja un comentario